Cervezas Cannábicas

Se hacen cada vez más populares las cervezas cannábicas y los cerveceros artesanales luchan para poder destilar sus propias flores.

Agua, malta, levadura y lúpulo. Estos son los cuatro ingredientes esenciales para hacer cerveza. Este último es una planta trepadora encargada de aportar un aroma y sabor amargo únicos a la bebida. Lo que es menos conocido es que los lúpulos provienen de la familia del cannabis, por lo que están relacionados.

Con el fin de buscar una mayor exploración, los cerveceros artesanales se propusieron hacer cervezas cannábicas, tratando de reemplazar parcialmente el lúpulo con cannabis o su aceite esencial, de modo que conserven aroma y sabor típico de los cogollos.

cervezas cannábicas

Hernán Castellani, cervecero de la fábrica Sir Hopper, es un precursor en el mundo de las cervezas cannábicas. Castellani explicó que los laboratorios eligen una variedad de cannabis y la pasan por un detector de terpenos que miden las intensidades de cada compuesto aromático. Con esa información, luego buscan terpenos similares en el resto de las plantas y realizan una esencia que tiene el mismo perfil e intensidad que esa variedad de cannabis.

Dado que en Argentina todavía la utilización de marihuana para la realización de otros productos es ilegal, los cerveceros tienen que apelar a conseguir los compuestos aromáticos que existen en estas plantas para poder añadirlos a las cervezas.

Cabe aclarar que los terpenos son compuestos aromáticos que están en las flores o las frutas y de los cuales se pueden extraer aceites esenciales para crear esencias.  El mirceno tiene un perfil herbal, el linalool es más alimonado, el eugenol tiene notas pináceas y el citranol tiene perfil frutado.

“La Hemp IPA es una American IPA de la costa Oeste, donde se espera una birra seca, amarga, alcohólica, muy aromática, con los perfiles de los principales lúpulos de esa zona”, que son cítricos y resinosos, detalló el cervecero. A este perfil, se le suma el del cannabis, que dependerá de la variedad que se use.

BrewHouse

No cabe duda de que el referente de la cerveza cannábica en la costa atlántica es BrewHouse. La cervecería de Mar del Plata, uno de los lugares de elaboración de cerveza más grandes de la provincia de Buenos Aires, produce varias cervezas diferentes con compuestos aromáticos similares al cannabis.

“La combinación de Jack Herer, Purple Daisies y Amnesia es la que se utiliza para ‘Doctor Cogoyo’, una IPA cannábica que también contiene 25 gramos de lúpulos Simcoe y Citra por litro”, explicó “Mad Max”, maestro cervecero de la fábrica.

BrewHouse es también una de las fábricas que trabajan en proyectos para que las flores de cannabis se puedan destilar directamente en las cervecerías. Es que, por lo comentado, fue apasionante la experimentación con terpenos, en donde lo que más gustó fueron los componentes de aroma y sabor elegidos.

BrewHouse

“A nosotros nos gusta mucho jugar con esto y le hemos encontrado la onda y estamos trabajando para poder extraer nuestros propios terpenos porque nos especializamos en este tipo de cervezas cannábicas”, añadió.

Las cervezas cannábicas despiertan el interés del público

Respecto a la aceptación de los consumidores, el cervecero enfatizó que, dado que “hay muchos consumidores de cannabis en el mundo”, la cerveza de cannabis “se vende mucho”. “La gente queda como loca, no puede creer lo que está tomando”, definió.

“Hoy esta es una tendencia en auge. El cannabis está apareciendo cada vez más en todas partes, y la cerveza no es indiferente”, comentó Santiago Vidal, cervecero de la fábrica de Wellington que produce una Session IPA, en donde se simula el sabor y aroma de la variante White Widow, pero que no contiene THC ni ningún tipo de sustancia psicoactiva. De hecho, ninguna cerveza de nuestro país contiene THC.

wellington

En este sentido, Vidal comentó que cuando abren una lata o reciben una pinta en un bar de cervezas, los clientes buscan “tener ese flashback a la planta o a cogollos recién molidos”.

De acuerdo a un sondeo que realizó este medio, el 54% de los encuestados conocía acerca de la existencia de cervezas cannábicas y dos de cada tres las probaron alguna vez.

Así, quienes ya las conocían y que, además, las probaron en algún momento, lo que esperan de una cerveza cannábica es que esté bien balanceada en su aroma y sabor, pero que además tenga las características típicas del cannabis.

En cuanto al precio de las latas, la mitad de los consultados en este grupo pagaría entre $180 y $280 cada una. De todas maneras, el 21,4% estaría dispuesto a pagar más de $320 por lata.

Por otro lado, los encuestados que sabían de las cervezas cannábicas, pero que todavía no probaron ninguna, tienen en el imaginario que es una cerveza que tiene “que pegar” y que el sabor a marihuana tiene que estar muy presente. Sin embargo, el balance sigue siendo un factor determinante a la hora de buscar una birra.

De igual forma que el grupo anterior, un poco más del 50% pagaría entre $180 y $280 por lata de cerveza cannábica. Sin embargo, un 27,6% no pagaría más de $180 por probarla.

Conocer que se realizan cervezas cannábicas no parece ser tan importante como probarlas a la hora de definir las expectativas sobre las mismas. De hecho, no hay diferencias significativas en cuanto a lo que esperan de ellas, entre los que no las conocían y quienes sí sabían de ellas, pero que no tomaron una aún.

Donde sí hay una diferencia es en lo que podrían gastar en una lata: aquellas personas preguntadas que no tenían ni idea de que había cervezas cannábicas, aseguró que pagaría menos de $150 cada una (27,3%), entre $180 y $230 (25,8%), entre $150 y $180 (16,7%).

Buscando el mejor perfil

Otra gran fábrica que elabora cerveza cannábica es Tacuara. Ellos ya tienen en su línea fija “Churrito”, una Hazy IPA en la que “se asoman esos perfumes irreverentes que tanto nos gustan cuando aparecen en los bolsillos de un amigo o amiga”.

Gabriel Furnari, maestro cervecero de Tacuara, indicó que, junto a los terpenos, le agregaron algunos “yuyos naturales” del estilo del cedrón, cáscara de limón, de naranja lemongrass y palosanto. Estos aditivos son combinados según diferentes proporciones e infusionados en alcohol alimenticio o en ron para obtener de manera natural los aromas.

cervezas cannábicas

“Es sumamente importante combinar los terpenos con los lúpulos, para que quede una birra prolija y con sentido. Si le agregas terpenos a una birra base sin lúpulo, va a quedar rara, ya que no tiene soporte. En cambio, si logras combinar el perfil de los terpenos con el perfil de los lúpulos, podes lograr un producto mucho mejor”, aclaró Vidal.

A la hora de elegir una variedad de lúpulo para cada tipo de terpeno, el cervecero de Wellington sostuvo que busca uno “que lo potencie”. “Si usas un terpeno cítrico, busco un lúpulo cítrico y si usas un terpeno floral busco un lúpulo floral. Después depende del gusto de cada uno, pero nosotros buscamos eso en la birra”, contó.

Cerveza marihuana

El cannabis no es un ingrediente más. Está claro que las cervezas cannábicas generan curiosidad en un público al que le gusta probar cosas nuevas. Sin embargo, en un contexto económico adverso, muchos de ellos no pueden o no quieren pagar mucho más de lo que ya paga. Por otro lado, es cuestión de tiempo para que los cerveceros puedan tener habilitación para hacer la extracción de los aceites esenciales directamente del cannabis y, así, poder utilizar todo su potencial.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here