Alberto Rodríguez, uno de los gurúes del lúpulo argentino, contó cómo pasó la pandemia con Itzel y el cambio de paradigma que se vendrá en los próximos tiempos.

La cerveza de Itzel es una de las más conocidas en el mundo cervecero, no solo por su costo, sino por ser de las máximas referencias a la hora de hablar de cervezas lupuladas, tanto en Argentina, como en el exterior.

Su cervecero, Alberto Rodríguez, tuvo un 2020 y un 2021 muy movilizantes: por un lado, el inicio de las restricciones lo encontró con buena estructura para enlatar sus birras, por lo que su marca vendió mucho y muy bien. Pero por otro lado, este año estuvo atravesado por la tragedia que significó el Covid. La muerte de su hermana menor significó un dolor inconmensurable para él y para toda su familia.

Itzel

Es por esto que el brewer de Itzel señala dos pandemias. La primera, la del 2020, en la que le fue lo suficientemente bien como para poder subsistir en un panorama de muchísimos cierres. La segunda, la de este año, a las restricciones que hubo a mediados de año, se le sumó la crisis económica y el aumento de los insumos.

El dueño de Itzel contó que ya se volcó nuevamente al barril y que solo va a enlatar birras a pedido. “En 2020 había gente que cobraba buena guita de sueldo y no sabía en qué gastársela, entonces compraba escabio. En 2021, ganaba lo mismo que en 2020, pero todo valía el doble. Ya no era lo mismo”, contó.

¿Cambió la dinámica con los bares? ¿Cómo te manejás con Itzel?

Siempre laburé igual: si no me pagan, no bajo el barril. Es así. Antes, durante y después de la pandemia. No tengo una estructura grande, entonces, al tener una producción chiquita, si no cobro, no puedo hacer la próxima birra. Para poder entregar cerveza, la tengo que cobrar. Igual que las latas. Pasa que esta política que implemento la puedo hacer yo porque tengo pocos litros. Otro, que tiene más capacidad, se puede permitir cobrar en 15 días. Son distintas formas de manejar.

¿Pero por qué pensas que vos tenés esa facilidad?

Siento que, al tener más capacidad de litros y más litros para vender, tenés otra espalda económica, otra estructura y podés dar un pedaleo al bar. Yo casi no tengo margen. Si no cobro la que bajo, no puedo hacer la que viene.

Latas Itzel

En la pandemia, ¿hiciste más cantidad de birras diferentes?

Si, nunca repetí receta. Capaz alguna, pero excepcionalmente. Algo que hice fue salir de las NEIPA y meterme en el mundo de las American IPA que la gente se había olvidado un poco que yo las hacía. Ahora estoy enganchado con esa movida, con Single HOP, estoy divirtiéndome por ese lado. Más de 150 IPAs distintas habré hecho en total. De las últimas que hice, hay una Single HOP con Mosaic que me re encanta. Son birras que ni las vendería, me las tomaría yo. Voy cambiando siempre porque a mí me gusta tomar distinto. No me gusta encasillarme en una. Es muy aburrido cuando vas a un bar y tomás siempre lo mismo.

Hablando de lupuladas, ¿de qué otras fábricas te gusta probar?

Me gustan mucho Sir Hopper y Santina.

¿Las fábricas se están volcando un poco más a una tendencia de birras con perfiles resinosos y no tan tropicales?

Se está buscando algo más barato. Hernán (Castellani) siempre fue más de la resina que frutal, pero son gustos de él. A mí también me gusta la West Coast, pero más frutada. Es la misma birra, pero con perfiles distintos.

De las NEIPAs, hay muy pocas que me gustan del mercado. No es fácil hacer una NEIPA muy bien hecha y no hay muchos que la puedan hacer bien. Viajé mucho a la zona de New England para conocer bien el estilo y fui a las cervecerías que se destacaban. Ahora, Argentina no está muy lejos de ellos. A veces, son mejores algunas de acá.

¿Qué se va a venir ahora?

El mercado de cerveza artesanal va a tener un quiebre, por más que se venga la temporada. Nos están subiendo mucho los insumos y la gente lo está empezando a notar con los precios. La birra artesanal es para gente que tiene guita. Es como el buen vino. Pasa que acá en Argentina hubo un boom y todos tomaban birra. Ya se va a acabar eso. No solo por el poder adquisitivo que tiene la Argentina. Imaginate que un pibe que gana 30 o 40 lucas no puede gastarse dos lucas y media en tres birras. Esto no pasó solo acá: Andate a Brasil a tomarte una birra artesanal y te vale 1500 pesos una copa. Andate a Chile o a Uruguay y vas a ver el mismo panorama. Todavía estamos baratos a lo que es el nivel internacional de una birra artesanal. Va a haber un cambio en los bares: menos canillas y birras de más calidad. Se está empezando a notar ese cambio de mercado. Esto lo vi con un yanqui en una South Beer Cup cuando ni siquiera tenía a Itzel. Un montón de cervezas que hacían relleno se empezaron a caer. De hecho, ya se cayeron. La pandemia se los comió.

Cuando hablas de “quiebre”, ¿te referís a que va a haber también una polaridad en la calidad, con birras de mucha calidad a un alto precio y cervezas económicas, pero de menor calidad?

Eso no lo sé. Pero lo que sí creo es que van a quedar buenos bares con buenas birras. Porque, con ese tipo de cervezas (las malas), no podés mantener un bar. Andate a cualquier buen bar y vas a ver que todas son buenas birras.

¿Creés entonces que se terminó la moda de la cerveza artesanal?

Nunca fue una moda. Esto es para quedarse. Para mí es un estilo de vida, pero no es para cualquier gente. Es como el buen vino. En su momento, estuvo el boom, pero ahora no.

NEIPA Itzel

Me refiero a ese fenómeno que vos contabas de una persona que tiene un sueldo promedio y va a un bar a gastarse 2500 pesos y que ahora no lo puede hacer…

Sí, pero es también por la economía del país. Estamos fundidos. Se nos terminó hasta para salir de la frontera. A veces, hasta sale más barato ir a cenar a un barcito, que comer en tu casa: en la carnicería me gasto 1200 pesos en un pedacito de carne y por 800 o 900 pesos tengo un menú en un bar. Creo que se va a achicar el mercado. No hay tantos bares cerveceros como antes y quedan los que tienen birras buenas.

Por Alejandro Tellería

2 Comentarios

  1. Lamentablemente me parece que tiene razón. Las cervezas, cómo todo en Argentina, suben más que los sueldos. Esperemos que no quede como un lujo para pocos… Mientras se pueda hay que seguir disfrutando las artesanales y apoyando a las cervecerías locales! 🍻

  2. Yo creo que el mercado va a seguir creciendo. Que el volumen va a ser clave para prorratear costos. Y las primeras marcas tratarán de buscar mejor rentabilidad en el exterior. Viva la birra craff.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here