San Patricio

Irlanda tiene una cultura cervecera que viene desde hace siglos y los festejos de San Patricio llegan a todo el mundo.

Pese a que muchos bares ofrecen tipos de cerveza especiales para San Patricio, incluso la tan polémica cerveza de color verde, existen tres estilos puntuales, que son auténticamente irlandeses. Estos estilos figuran en la guía base de los jueces de cata de cerveza, el Beer Judge Certification Program (BJCP) y en la de Brewers Association, la agrupación de cerveceros norteamericanos más importante.

Como características comunes, estas cervezas son de color ámbar a negro oscuro, de fermentación alta, intensidad ligera a moderada y a menudo ampliamente incomprendidas por las diferentes versiones que existen en el mundo y sus producciones a gran escala, pero sin dudas son una gran opción para elegir en San Patricio.

Irish Red Ale: el verdadero “rojo” irlandés

El estilo Irish Red Ale se diferencia de otros por ser una cerveza color rojiza, fácil de tomar y con un cuerpo medio. De un aroma relativamente bajo, pero terroso, se caracterizan sus sabores dulces con notas a caramelo, granos y bizcocho.

Además, en estas birras se pueden percibir ciertos perfiles mantecosos como a toffee y tostados con una sequedad característica en el final. El sabor está balanceado hacia los granos, a la malta caramelo, aunque de manera moderada, a lo dulce, tostado y con perfiles a bizcocho. La espuma, que debe estar siempre, ha de ser blanquecina o color canela, de persistencia media.

Irish red ale

Esta cerveza es esencialmente una adaptación o interpretación del popular estilo Bitter inglés, pero con menos lúpulo y un poco de tostado para agregar color y sequedad. Esto se da porque, hace varios siglos atrás, para Irlanda era difícil conseguir lúpulos que aporten amargor y que eran destinados para las cervezas de Inglaterra.

Su densidad inicial (OG) debe estar entre 1.036 y 1.046 y su densidad final (FG) entre 1.010 y 1.014. Los IBUs tendrán que estar dentro de los 18 y 28 y un alcohol de entre 3,8% y 5%.

Irish Stout: el principio de las cervezas negras

Los irlandeses no usan cerveza de color verde para festejar San Patricio. De hecho, son conocidos por la famosa Stout, una versión más intensa de las Porter inglesas. Estas birras tienen un sabor tostado pronunciado y notas a café y chocolate amargo.

Pero una de las características más típicas de estas bebidas es que están carbonatadas con nitrógeno, lo que produce una gasificación suave, cremosa, de burbujas bien chicas y persistentes. Además, tienen un cuerpo ligero o medio, por lo que no son cervezas livianas. Según Arthur Guinness, “la cerveza Guinness puede parecer negra, pero en realidad es una sombra muy oscura de rubí”.

Guinness Stout

En cuanto al aroma, dominan las notas a café con notas a chocolate oscuro, cacao y cereales. Los ésteres debieran ser sutiles o ausentes. El aroma a lúpulo puede ser ligeramente terroso o floral.

El final puede ser seco y como a café, a moderadamente balanceado con un toque de caramelo o dulzor a malta. Fue Guinness quien, en 1799 quiso hacer un “tipo más corpulento (stouter) de cerveza” y, a principios de siglo XX, la fábrica elaboró lo que hoy conocemos como Stout.

Su OG se ubicará entre 1.036 y 1.044 y su FG entre 1.007 y 1.011. Tendrá entre 25 y 45 IBUs de amargor y entre 4% y 4,5% de alcohol.

Irish Extra Stout: la negra recargada

A diferencia de la anterior, este estilo cervecero tiene un cuerpo pleno, sabor pronunciado tostado, a menudo similar al café y chocolate oscuro con algo de complejidad maltosa. Además, tiene un color negro azabache, opaco, con una espuma espesa y cremosa color canela.

Para acompañar los postres de San Patricio, esta cerveza marida perfectamente por su aroma medio/alto con notas a chocolate amargo, cacao, galletas, vainillas y cereales tostados. El lúpulo debe estar muy tenue, prácticamente ausente con perfiles resinosos. El amargor mayoritariamente está aportado por lo terroso de las maltas que da una sequedad final. Puede tener un poco de astringencia, pero la aspereza es indeseable.

Guinness Stout

Guinness Extra Stout (Extra Superior Porter, después Double Stout) fue elaborada por primera vez en 1821 y, en un principio, salió embotellada. De hecho, esto quedó como tradición. El histórico fabricante de cerveza la describió como “una cerveza con más cuerpo, un característico amargor tostado profundo y una textura rica y madura”.

Su OG oscilará entre los 1.052 y los 1.062, su FG estará entre 1.010 y 1.014, tendrá entre 35 y 50 IBUs de amargor y entre 5,5% y 6,5% de alcohol para estar dentro de los parámetros internacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here