ball latas

Para el próximo año, la proveedora de latas de aluminio Ball exigirá una compra mínima cinco veces mayor para los clientes sin contrato.

Gran cimbronazo en el mundo de la cerveza artesanal estadounidense, luego de que la empresa proveedora de latas de aluminio Ball modificara sus políticas de venta, que afecta directamente a las cervecerías más chicas.

De acuerdo a lo informado por Ball, los clientes que no tengan contrato, generalmente los más pequeños, tendrán que pedir no menos de cinco camiones de latas como mínimo, a partir de enero. Hasta ahora, el mínimo de compra era de un camión por producto. Esto significa que la adquisición base sería de más de un millón de latas por compra.

Asimismo, Ball no almacenará más el exceso de latas de esos clientes sin contrato en sus depósitos y anticipó que el precio por lata aumentaría en casi un 50% para estos.

“Veo esto como un asesinato económico para algunos, y ciertamente la mayoría de las pequeñas cerveceras tendrán que subir los precios de manera significativa o repensar todos sus modelos”, dijo Garrett Marrero, director ejecutivo y cofundador de Maui Brewing Co. en Hawai, Estados Unidos, para CNN.

Por este anuncio, comenzó una carrera por parte de muchas cervecerías chicas y regionales con el fin de asegurarse la mayor cantidad posible de latas, por temor a que suban aún más los costos.

Por su parte, Ball intentó llevar tranquilidad y sostuvo que la demanda de aluminio puede seguir superando la oferta. “Ball hace inversiones para traer capacidad adicional en línea y, mientras tanto, permanecemos en un entorno de suministro muy restringido en el futuro previsible”, especificaron.

cerveza

“Este entorno nos dificulta ofrecer la experiencia de calidad que nuestros clientes esperan de Ball, y estamos haciendo algunos ajustes en la forma en que hacemos negocios para remediar eso”, añadieron.

Dura respuesta de Brewers Association a la decisión de Ball

Ante esta situación, la principal agrupación de cerveceros de Estados Unidos, Brewers Association (BA) señalaron que “estos cambios muestran que Ball se mueve hacia el tipo de «contratos a largo plazo para volumen comprometido con mecanismos efectivos de recuperación de costos», como lo declaró John A. Hayes, presidente y director ejecutivo de Ball Corp, en la llamada de ganancias del tercer trimestre de la compañía”.

“Parece probable que la escasez general de latas de aluminio continúe en 2022 y quizás más, ya que hay más competencia por el aluminio dentro de las bebidas alcohólicas y productos no alcohólicos y una mayor demanda de este tipo de paquete por parte de los clientes”, advirtieron.

En este sentido, desde BA señalaron que, para las cervecerías más chicas, “este es un desafío adicional” que se da “después de un año y medio de muchos de estos desafíos”. “Trasladar una gran parte de las ventas de latas de aluminio de las pequeñas cerveceras a los distribuidores tiene el potencial de aumentar los precios para las pequeñas cerveceras (a través de mayores tarifas de distribución, costos adicionales de etiquetado y mayores costos de transporte), aumentar los tiempos de entrega y potencialmente reducir la disponibilidad de latas para los más pequeños. cerveceros que ya no pueden cumplir con los mínimos”, indicaron.

Finalmente, los cerveceros advirtieron posibles impactos ambientales que esta medida podría acarrear, dado que podría haber un mayor uso de fundas plásticas y etiquetas de otros materiales que reducen la reutilización de los mismos. “También existe la posibilidad de emisiones de carbono adicionales con el transporte adicional de latas a los distribuidores en lugar del envío directo a las cervecerías. Dependiendo de cómo reaccionen los cerveceros al aumento de los costos y tamaños de los pedidos, podría conducir a una menor disponibilidad de marcas más pequeñas en el mercado y mayores costos para los consumidores”, sentenciaron.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here