Ley de Góndolas

El Gobierno promulgó la Ley de Góndolas: qué cambios habrá en los supermercados y cómo repercutirá en la cerveza artesanal.

Una de las grandes batallas que daba el sector cervecero independiente para competir frente a las poderosas empresas industriales tenía que ver con la aprobación de una Ley de Góndolas. Una ley que permitiera que las cervecerías craft pudieses acceder, aunque sea un poco, a las grandes vidrieras de los supermercados.

Ley de Góndolas

Tras mucho insistir, el 28 de febrero se aprobó en el Congreso la Ley de Góndolas, pero por la pandemia de coronavirus, la reglamentación de la misma quedó frenada hasta entonces. Finalmente, hoy el Gobierno firmó la reglamentación y se publicó en el Boletín Oficial.

La correcta aplicación de esta Ley de Góndolas permitirá la competencia de las artesanales con las industriales en un terreno que, hasta el momento, era cuasi monopólico de las grandes multinacionales: los supermercados. Las grandes góndolas distribuidas en todo el país representaron históricamente el gran canal de ventas tanto de las marcas que pertenecen a ABInBev, como las de CCU.

Ley de Góndolas

Qué dice la nueva ley

Yendo específicamente a la ley, se destaca que afectará la comercialización de productos alimenticios, bebidas, de higiene y limpieza del hogar. El espíritu de la norma es “mantener la armonía y el equilibrio” entre los diferentes productores y “evitar que realicen prácticas comerciales que perjudiquen o impliquen un riesgo para la competencia u ocasionen distorsiones en el mercado”.

Además, en función de proteger la actividad de las pymes y micro pymes, la Ley de Góndolas buscará ampliar la oferta de productos artesanales y/o regionales nacionales con, también, una “oferta de productos del sector de la agricultura familiar, campesina e indígena”, de la economía popular y de cooperativas.

Latas de cerveza Ball

Los establecimientos que deberán cumplir esta norma serán los supermercados, las “supertiendas”, los autoservicios, las cadenas de comercio minoristas y el resto de los comercios que se incluyen dentro de la Ley 18.425. La autoridad de aplicación será la Secretaría de Comercio Interior, que hoy en día está dirigida por la economista Paula Español.

De acuerdo a la Ley de Góndolas, los productos se tendrán que exhibir de la siguiente manera: ningún proveedor o grupo empresario podrá tener el 30% del espacio disponible y deberá ser compartido con no menos de cinco productos de otros competidores. Las islas de exhibición y los exhibidores contiguos a la línea de caja tendrán que tener la mitad de sus productos de origen pyme o Mipyme.

castelo

Para las tiendas virtuales, el espacio mínimo que podrán tener los productos similares de proveedores pymes deberá ser del 25%, más un 5% adicional para los que sean de agricultura familiar, campesina o indígena y economía popular. Se resaltó que la Secretaría, que depende del Ministerio de Desarrollo Productivo, podrá “dictar las normas complementarias y/o aclaratorias que resulten necesarias para asegurar la accesibilidad a los productos de menor precio en el caso de góndolas”.

Además, la nueva Ley de Góndolas establece que los productos de menor precio tendrán que ubicarse en el centro del espacio determinado para el rubro. Para las tiendas virtuales, se tendrán que publicar “en la primera visualización de productos de la categoría”.

Cerveza artesanal

Asimismo, las góndolas virtuales no podrán sacarle espacio a los productos nacionales con los importados, sin importar su origen. “Los productos de marcas licenciadas por los mismos grupos comerciales o de empresas vinculadas o controladas por éstos serán considerados de una única marca”, advierte. Por otro lado, los artículos que provengan de las empresas más chicas, estarán destacados en las góndolas virtuales o físicas con el logo de “Compre Mipyme”.

La Secretaría de Comercio Interior entregará, en el plazo de 90 días a partir de hoy, una lista con las categorías y subcategorías de productos que se ajustarán a la Ley de Góndolas, que “como mínimo” deben ser todos los de alimentos, bebidas, higiene y limpieza, y que será publicado para que los consumidores puedan consultarlo y constatar de la aplicación de la ley.

Ley de Góndolas

La nueva ley promulgada hoy aclara que esta regulación no afecta a los congeladores y exhibidores exclusivos, o espacios virtuales patrocinados, pero remarca que los mismos tendrán que estar perfectamente diferenciados y distanciados de las góndolas. Además, la Secretaría de Comercio Interior podrá fijar un límite máximo para estos sectores especiales.

En cuanto a los pagos, la normativa establece “límites a los abusos de posición dominante”, en donde el plazo máximo de pagos de los establecimientos a los productores pymes no podrá superar los 60 días corridos, “no podrán establecer plazos y modalidades de pago preferenciales, con fines exclusorios o inequitativos”, realizar sanciones económicas unilaterales ni poner como condición la entrega de mercadería de manera gratuita o por debajo del costo.

cervezas

Para el resto de los productos regionales, el pago deberá hacerse en menos de 40 días corridos, con esquemas de entrega “flexibles y acordes al sector” y con “facilidades en los requisitos para la contratación, distribución y comercialización”. Para los pagos fuera de término, los proveedores podrán calcular los intereses de acuerdo a la Tasa Activa del Banco Nación.

En caso de que un establecimiento no pueda cumplir con los límites mínimo que establece la Ley de Góndolas, tendrán que informar a la Secretaría. Desde allí, se conectará con el Registro Nacional de la Secretaría De La Pequeña y Mediana Empresa y Los Emprendedores, del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Los comercios tendrán hasta 120 días corridos para hacer las modificaciones que consideren necesarias para poder cumplir con la ley, plazo que se podrá extender 90 días más solo con autorización de la Secretaría en casos justificados. En caso de incumplimiento, la Secretaría podría aplicar “sanciones y multas” determinadas en el Régimen de Lealtad Comercial.

“La Ley de Góndolas diversifica la oferta y crea nuevas oportunidades”

En la última semana, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero había adelantado que la Ley de Góndolas se iba a terminar de reglamentar finalmente. Ayer, el presidente Alberto Fernández había dado el aval para la promulgación y era cuestión de horas para que se publique en el Boletín Oficial.

Hoy, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, habló en una entrevista para Radio 10 y celebró el espíritu de la nueva norma, que permitirá que las góndolas tengan “una oferta mayor a la que hoy existe” y controlar mejor las variaciones de precios.

supermercado

“Empieza hoy mismo a regir esta reglamentación, pero, como todo, es un proceso en el que hay que ir estructurando esta oferta adicional”, remarcó el ministro, al resaltar que “va a llevar un tiempo” para que se implemente totalmente.

Una reglamentación que no es contundente

Desde la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina (CCAA) estuvieron trabajando arduamente para que la Ley de Góndolas tenga la efectividad que tanto pregona el Gobierno. Sin embargo, quedan varios interrogantes sueltos acerca de la regulación de las supuestas segundas marcas o marcas alternativas de un mismo producto, o de productos similares, que se fabriquen en una misma planta. A su vez, no termina de definirse el impacto que puedan tener las posibles sanciones por incumplimiento de la ley.

En nuestro país la gran variedad de marcas de cervezas industriales están manejadas, principalmente, por dos multinacionales. A su vez, algunas fábricas independientes o pseudoindependientes ya establecieron acuerdos comerciales con estas multinacionales y se teme que sean estas las que tengan mayor privilegio a la hora de acceder a una góndola.

cerveza

En una nota de opinión publicada en La Política Online, el presidente de la CCAA, Juan Manuel González Insfrán, destacó que “todos los días vemos, escuchamos de maniobras para recortar las posibilidades de distribución en el mercado de cervezas, maniobras de adquisición de porcentajes de pequeños productores, asociaciones estratégicas en ventas para “ayudar” a la pequeña empresa, pero todas estas operaciones tienen un mismo fin: llegar a poseer esas etiquetas, (otra más de tantas) para luego simplemente llevarlas a producir en la misma planta donde ya se producen todas las marcas que hoy son dueñas del mercado y utilizar esas marcas para asegurarse ese 25% del que logramos las pymes incorporar a la ley y el 5% para producto de la agricultura familiar”.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here