El presidente de la CCAA, Juan Manuel González Insfrán, dio detalles sobre la catastrófica realidad que vive el sector artesanal.

Desde la llegada del coronavirus, el sector cervecero artesanal sufrió un impacto demoledor que hace peligrar la continuidad de gran parte del sector. El titular de la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina (CCAA), Juan Manuel González Insfrán, mostró su incertidumbre en esta situación al asegurar: “No puedo imaginarme hoy un panorama cervecero”, en el futuro.


El podcast cervecero Lupulados comenzó su segunda temporada con el objetivo de llevar lo mejor de la cultura cervecera directo a sus oyentes. Luego del éxito de la primera etapa, el programa conducido por Facundo Rodríguez Saura (@soymaltaman) y Flavia Quiroz (@srtabirra) decidieron comenzar esta temporada con una serie de episodios dedicados al coronavirus. Así, en su primer episodio, invitaron al presidente de la CCAA para que cuente sobre la actualidad del sector.

“Desde fines del año pasado las empresas ya habían sufrido un shock. Algunos proveedores no te recibían cheques a 30 días. Todo al contado. Pero más allá de eso, también estaba muy afectado el poder adquisitivo de la gente, muy caído el consumo, pero pensábamos en que íbamos a expandir al exterior, por las premiaciones recibidas en las últimas competencias internacionales”, comentó González Insfrán sobre la situación previa a la cuarentena.


Por otro lado, el cervecero mencionó la importancia de la aplicación de la Ley de Góndolas, pero advirtió que falta la reglamentación de la misma, con lo cual, “las pymes podrían perder la batalla porque las corporaciones también están asociadas con empresas artesanales” y podrían ocupar parte de ese 30% reservado para las pequeñas cervecerías.

“Proyectábamos un precio de referencia de cerveza artesanal. Los que colocan el precio límite de lo que vale un producto en góndola, siguen siendo las empresas que mayor parte del mercado acaparan. Dibujamos un escenario que ya no existe más”, añadió.

 


El propietario de la cervecería Neffer señaló que “nadie esperaba esto”, pero reconoció que el sector pudo ver lo que pasaba en Europa y que sabían que esa situación llegaría a nuestras tierras. “Vimos la mitad de la película y no nos preparamos de la manera en que debíamos”, admitió. En ese sentido, explicó que “la estructura del delivery no está preparada” porque “no está permitido el reparto de alcohol y nos tenemos que asociar con locales gastronómicos que tampoco tenían la herramienta para expender la botella fraccionada”.

“Todo el mundo quiere cobrar. Pero no es que no queremos vender, no se puede vender”, señaló González Insfrán y destacó que “si a mí me prohíben vender, no es que no estoy siendo rentable porque mi producto sea malo, o porque no estoy llegando a una góndola, o porque hago un producto que la gente no consume”.

En otro tema, el titular de la cámara de cerveceros explicó las distintas negociaciones que han tenido con diversos integrantes del Gobierno Nacional, incluidos el ministro de Economía, Martín Guzmán y el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Allí, el cervecero expresó sus críticas en una situación que afecta a más de 6500 familias que viven de esta actividad y que tienen entre el 2% y el 3% del mercado de cerveza total. Entre sus reclamos al sector financiero, pidió por el lanzamiento de una línea de créditos a tasa cero, con montos equivalentes a los últimos tres meses de facturación, con un período de gracia de 3 meses, a pagarse en 12 cuotas.

“No se viene un año fácil. Cuando se levante esto, preparémonos porque el mundo no sé si estará igual”, declaró el representante de los productores de la cámara y apuntó al modelo francés en donde el Estado “le paga el alquiler, la luz, el gas y el salario de los empleados a las empresas”. “Este virus ha hecho la transformación más grande que jamás logró ninguna revolución. Hay que aprender de estas cosas”, consideró.

Finalmente, sobre lo que deparará el futuro del sector, González Insfrán admitió que no puede ver hoy “un panorama cervecero” en el futuro. De todas maneras, pensó que “aquellos que tienen una estructura mediana, con un acceso a un pequeño crédito o lo que puedan tomar los socios y que tienen sus propios canales de venta, son los que van a poder sobrellevar la crisis. El resto, no creo que lleguemos a buen puerto. El panorama internacional va a ser terrible también”.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here