Laurus
Foto: Sophia Di Girolamo (@sophiadigirolamo)

La fábrica platense Laurus destinó una parte de su producción para el desarrollo del “Sour Club” con cervezas ácidas y barrel aged.

Laurus Sour Club es un proyecto armado dentro de la premiada fábrica platense Laurus donde, a través de una membresía mensual, los socios pueden acceder a birras exclusivas con fermentaciones fuera de lo común.

En plena pandemia, y con un nuevo paradigma, todos los eslabones de la cadena de producción y comercialización de cerveza tuvieron que innovar. Así es como Laurus, pensando en los seguidores de las cervezas ácidas, decidió sacar un Sour Club especial.

Sour Club
Foto: Sophia Di Girolamo (@sophiadigirolamo)

En los últimos dos años, las cervezas ácidas se incorporaron a las carteleras clásicas de las cervecerías y son cada vez más los cerveceros caseros, y no caseros, los que las elaboran. Allí, el Laurus Sour Club encontró varios adeptos que conocen la marca y se ven atraídos por las producciones diferenciales.

Pero para los que todavía no conozcan las cervezas Sour, cabe mencionar que están realizadas con fermentaciones mixtas: por un lado, actúan las Saccharomyces típicas de cualquier cerveza y, por otro lado, algún otro microorganismo. En las cervezas especiales, Laurus justamente utilizan microorganismos de la familia del Brettanomyces que, como producto de la fermentación, liberan ciertos esteres, fenoles, aromas muy característicos y también trabajan con Lactobacillus y Pediococcus, dos bacterias que liberan ácido láctico y son los principales motores de las cervezas ácidas.

Quienes llevan adelante este proyecto tienen como objetivo revelarles a los consumidores la existencia de cervezas hechas con una ideología diferente y que puedan conocer las virtudes de las fermentaciones mixtas, las refermentaciones y los distintos aportes de la madera y de ingredientes exóticos. “La idea es que no sean unas cervezas de línea más, y que los socios puedan ir siguiendo el proceso”, comentó Ulises Fontana, uno de los responsables de Laurus Sour Club.

Laurus
Foto: Sophia Di Girolamo (@sophiadigirolamo)

“Trabajamos con muchos meses de planificación para ir probándolas y evaluar cuándo es el momento ideal para sacarlas a los socios. Como son cervezas con mucha carga microbiológica, no podemos anticipar cuándo va a salir un estilo primero y cuándo otro después”, añadió Fontana.

Las fermentaciones mixtas que se consiguen en las birras del club son producidas por la microflora propia de cada barrica o con levaduras no convencionales que desde la fábrica consiguieron en este país o del exterior.

Existen dos tipos de membresía en el club de Laurus: una en la que los socios se pueden llevar una botella o lata de una cerveza especial y distinta por mes, o la suscripción “doble”, donde se llevan dos unidades, una de ellas para guardar y que sean los propios socios los que averigüen cómo han cambiado con el paso del tiempo, teniendo en cuenta la carga microbiológica. “Es muy lindo cuando los socios nos cuentan la comparación entre ambas cervezas”, agregó.

Sour Club
Foto: Sophia Di Girolamo (@sophiadigirolamo)

A la hora de elegir los estilos, los organizadores del Sour Club establecen las birras otoño-invierno y de primavera-verano. Hasta el momento, sacaron seis birras únicas, con una especial para las fiestas que incluyó una Cerise Sauvage, una birra clara, refermentada en barrica con 230 gramos de cerezas negras patagónicas por cada litro de cerveza. Además, dependiendo de cada tipo de birra, la fábrica puede que realice algún blend, para aportar mayor complejidad al producto.

Por ejemplo, a mediados de octubre el Sour Club entregó “Viernes al Sol”, una Brett Saison de tonalidad clara, que tuvo una primera fermentación con una levadura de granja francesa y una refermentación de seis meses en una barrica de roble americano, ex Malbec mendocino, donde se generaron aromas frutales y tropicales, con una limpia acidez y generan una muy alta tomabilidad “que realmente armonizan con una tarde primaveral al sol”.

“Queremos abrirnos a nuevas experiencias, a nuevas levaduras y a nuevas barricas. Empezamos hace tres años a usar barricas en Laurus y recién el año pasado empezamos a sacarlas. Tenemos una sala de barricas donde, parte de los estilos de línea, los separamos para llenarlas y a veces hacemos cocciones especiales de ciertos estilos que dejamos un tiempo en las barricas”, detalló Fontana.

Laurus
Foto: Sophia Di Girolamo (@sophiadigirolamo)

Desde la organización del Sour Club destacaron, además, el feedback personalizado que tienen con los socios de casi todo el país y que “la cerveza es una experiencia completa”. En ese sentido, reconocieron al grupo creativo que creó una estética para cada producto y para las redes sociales del club y para las etiquetas de las cervezas, en donde el diseño, el arte y lo abstracto está relacionado con el espíritu de cada birra.

Al ser un club con capacidad limitada, la fábrica decide cuándo incorporar nuevos socios. En las últimas semanas, con la incorporación de más barricas y de mayor producción, en el Sour Club abrieron algunas unidades para ciertos puntos de venta. Asimismo, les dieron la oportunidad a los socios de adquirir cervezas de meses anteriores, para que puedan apreciar a fondo la experiencia del club.

En el plano de las cervezas complejas, para explorar y ampliar el universo sensorial, el Sour Club de Laurus es una garantía de experimentación, con la calidad y el perfeccionamiento que la fábrica ha adquirido en estos años y el aprendizaje constante.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here