Pan de Bagazo

¿Sabías que se puede hacer pan con el bagazo cervecero? Nos animamos a hacer uno y te cuento cómo fue esa experiencia.

Se estima que por cada diez litros de cerveza se produce un kilo de bagazo. A partir de allí, se puede realizar un rico y nutritivo pan, entre otras preparaciones que iremos probando en sucesivas crónicas.

Hace tiempo que no cocino cerveza tan seguido, pero hay algunos que lo hacen una vez al mes e incluso una vez a la semana. De acuerdo a los litros que se fabriquen, se obtendrá una determinada cantidad de un residuo de la maceración: el bagazo.

Pan de Bagazo

En este caso, como hacía ya un tiempo que no fabricábamos birra, pasamos por la cervecería Mastra a recoger poco más de un kilo de bagazo de una cerveza Belgian Blonde Ale, que nos guardó en heladera el maestro cervecero Alfredo Sandoval. Tengamos en cuenta que, cada 300 gramos de cebada se hizo un litro de cerveza.

A partir de allí, empezamos a hacer un buen pan de bagazo, con el asesoramiento de la experta en panificación Pilar Carbonell. El bagazo está compuesto por un 80% de agua. El 20% de la materia seca restante está compuesto por proteína, grasa y fibra dietética.

De acuerdo a los consejos que recibimos, iniciamos la elaboración del pan de bagazo el mismo día que lo conseguimos porque no es aconsejable que el cereal quede húmedo por mucho tiempo.

Gracias a una receta que obtuvimos del sitio The Beer Times, juntamos los siguientes ingredientes:

  • 1 kilo de harina de trigo (como para hacer pan)
  • 400 gramos de bagazo húmedo de cerveza
  • 50 gramos de levadura de pan
  • 150 ml de aceite de oliva (puede ser cualquiera neutro)
  • 1 cucharada al ras de sal fina
  • 15 cl de cualquier tipo de cerveza artesanal
  • 2 tazas de agua

Preparación del pan de bagazo

Para arrancar, empezamos mezclando la harina con el bagazo, el aceite, la cerveza y la sal. La levadura se disolvió en agua tibia y, minutos después, se incorporó a la mezcla. Se unió todo y se le fue agregando el agua de a poco hasta conseguir una masa lisa y uniforme.

Luego, empezó el amasado. Unos 20 minutos aproximadamente. Lo cubrimos con un paño y lo dejamos reposar un par de horas hasta que duplique su volumen. Una vez desgasificado, se volvió a amasar y se lo lleva al horno, a 180°, durante unos 40 minutos o hasta que se vea que la corteza se pone bien doradita. Y listo.

picada

En nuestro caso, para ser el primero nos quedó muy bien. Pero puede quedar mejor si utilizamos masa madre, receta que haremos con el próximo pan. Cabe aclarar que este pan de bagazo tuvo un aroma y sabor muy particular. La costra quedó crocante y la miga esponjosa y elástica. Una delicia.

Por Pintadaily

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here