Cerveza artesanal

El coronavirus causa estragos en todos los países de la región, particularmente, en el sector de la cerveza artesanal..

La pandemia de coronavirus arrecia con especial particularidad a Latinoamérica, por lo que el sector de la cerveza artesanal de toda la región tuvo que acomodarse a una dura realidad. En Argentina, se observaba una crisis en las fábricas por, entre otras cosas, la caída del consumo, las devaluaciones, lo poco explorado que estaba el canal del envasado y la competencia desleal que imponen las industriales, con contratos de exclusividad con una gran parte de los locales gastronómicos y la ausencia de una ley de góndolas que permitiera que una pyme acceda a un supermercado.

cerveza artesanal uruguayPor el lado de Uruguay, el coronavirus también se hizo sentir con fuerza y, según la Cámara de Cervecerías Artesanales del Uruguay, más del 60% de los cerveceros artesanales consultados al principio de la pandemia, no tenían ningún tipo de ingreso. A eso, se sumó que el 81,2% de los puestos de trabajo se perdió en aquel momento y que el 65% de los cerveceros afirmó que no podía cobrar las deudas de sus clientes.

En Perú, el sector también pasa por un momento dramático. De las 75 marcas de cerveza que prevalecían a principios de año, 35 se han sostenido a pesar del coronavirus. Al igual que muchos otros países, el rubro artesanal en Perú ocupaba el 1% del market share antes de la pandemia y, en su mayoría, estaban volcados a la venta en bares, restoranes y hoteles.

Cerveza artesanal PerúSin embargo, la concentración es aún mayor. Según dijo Pablo de Vinatea, director comercial de Cerveza Candelaria, para El Comercio, las expectativas para fin de año en cuanto a las ventas de las cervezas artesanales estarán en una baja de entre el 10% y el 20%, a pesar de la cantidad de fábricas cerradas, “ya que cinco marcas concentran el grueso de las ventas de la categoría”. El ejecutivo sostiene además que la cerveza paga un Impuesto Selectivo al Consumo “brutal” que es 8 veces más alto que el pisco y 12 veces más que otros destilados. “Es absurdo, esto no nos permite jugar en igualdad de condiciones, no pueden considerarnos al mismo nivel que un productor industrial”, definió.

Venezuela no es un país que se caracterice por una cultura cervecera. Sin embargo, hasta 2015, el consumo per cápita de la población era de unos 70 litros al año. Para 2020, se proyecta que esa cifra disminuiría a un poco más de cinco. La crisis económica que ya venía arrastrando el país sudamericano hizo que la gente se vuelque a otras bebidas. A esto hay que sumarla que el 95% del consumo cervecero está distribuido solo entre dos fábricas: Polar tiene cerca del 76% y Cerveza Regional el 19%. El 5% restante del mercado lo componen las cervezas industriales Tovar y Destilo, más las importadas.

Cerveza artesanal venezuelaEl sector craft en ese país es realmente incipiente y se enfoca esencialmente a los homebrewers. Con la crisis sociopolítica de Venezuela, muchos cerveceros que eran parte de la Asociación de Cerveceros Artesanales de Venezuela dejaron el país, por lo que el sector quedó desdibujado, a la espera que la situación mejore.

Por otro lado, el mundo de la cerveza artesanal chilena fue impactado por el coronavirus, pero ya estaba posicionado desde otra perspectiva. La cerveza artesanal en Chile ocupaba, antes de marzo de este año, el 3% del mercado, pero con crecimientos de entre el 20% y el 30% anuales. Más de 300 productores elaboraban más de mil variedades con prestigio internacional. Con la llegada del coronavirus, los cerveceros se enfocaron en dejar de intentar venderle a los dueños de los bares, para hablarles directamente a los consumidores finales, fomentando el consumo en casa y fortaleciendo los canales digitales para la compra.

GranizoAl igual que en Argentina, los cerveceros de Chile salieron corriendo a envasar sus productos ni bien empezó la pandemia y la lata pareció ser el envase elegido. De todas formas, la pérdida de las ventas por el cierre de bares y restaurantes no llegó a ser compensada por el canal ecommerce. José Tomás Infante, socio de Cerveza Kross, comentó para el diario La Tercera que la situación de las microcervecerías es dramática.

“La venta en línea no compensa la caída, pero ha crecido 10 veces. Si antes vendíamos $5 millones en ecommerce ahora vendemos $50 millones, pero sigue representando una parte mínima de nuestras ventas. Es muy poco. Nunca había sido un canal muy relevante, y ahora se hizo más protagónico”, sostuvo Infante, quien añadió que las pérdidas especuladas rondan entre el 40% y el 50%.

Szot“Hoy ese 50% de ventas que aún mantenemos se produce debido a que tenemos una buena venta en supermercados. Estamos desarrollando fuertemente el ecommerce con el sitio web que tuvo una explosión desde el 20 de marzo en adelante”, añadió Andrés Toro, de Cervecería Guayacán. “Está claro que hay una tendencia de compra de cervezas masivas que son las más económicas en detrimento de las cervezas artesanales que están en supermercados”, detalló Kevin Szot, dueño de Cervecería Szot.

Ya entrando en Centroamérica, el sector cervecero de República Dominicana está entre los más golpeados por la pandemia de coronavirus. Las ventas cayeron un 41,9% entre marzo y junio, versus el mismo período del 2019 y, según datos de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), en abril, el derrumbe interanual llegó al 73%. Sin embargo, desde el periódico El Dinero sostuvieron que las principales multinacionales de cerveza especulan con un posible repunte para fin de año, aunque habrá que ver cómo está el mercado de otras bebidas alcohólicas muy populares.

ACERMEXEn México, la crisis ha tenido varios matices, si se tiene en cuenta que, en algunas regiones, los gobiernos determinaron una “ley seca” que prohibía la venta de alcohol en todos sus formatos, para evitar que se realicen encuentros sociales. Yucatán, Tabasco, Sinaloa y Puebla lo aplicaron de forma total, mientras que casi una veintena de localidades lo hicieron parcialmente.

De todas formas, ya levantadas estas medidas, las ventas de cervezas envasadas aumentaron entre un 300% y un 500% desde el inicio de la pandemia, pero Alejo Magallanes, presidente de la Asociación de Cerveceros Artesanales de México (Acermex), aclaró para Forbes que la industria maneja una contracción que alcanza el 60%.

“Es época de reinventarse y encontrar nuevos canales de venta, y de estar alertas, pues cada día cambia nuestra realidad. Afortunadamente, ya se ve la luz al final del túnel”, subraya Magallanes, aunque aclara que esta situación está en una constante fragilidad que depende de la situación epidemiológica.

cerveza latinoamericanaEn líneas generales, las crisis de los cerveceros latinoamericanos tienen varios puntos en común: las medidas restrictivas produjeron una fuertísima caída en la venta que no pudo ser suplantada por el gran crecimiento de las botellas y las latas, dado que el principal canal de comercialización era el barril. Sin embargo, hacerse fuerte en la venta de cerveza envasada será clave para la subsistencia. A pesar de que comienzan a autorizarse las reaperturas en todos los países, la caída en el poder adquisitivo de la población hace que haya un vuelco hacia las cervezas industriales, más económicas. Para contrarrestar, las marcas craft tuvieron que fortalecer su comunicación con el objetivo de destacar sus empresas frente a las demás y fomentar las ventas online.

Por Alejandro Tellería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here